El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reveló esta mañana que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) anotó una variación de 0,2% en agosto, cifra que se ubica dentro de las expectativas del mercado y los analistas.
Con este resultado, el IPC acumula una variación 2,0% en lo que va del año y 2,6% en doce meses, por debajo del 2,7% acumulado a agosto y del centro de la meta del Banco Central (3%).
Las cifras el organismo sugieren que las presiones inflacionarias de la economía chilena están contenidas ya que todos los indicadores de IPC subyacente (que no incluye frutas, verduras frescas y combustibles) mostraron variación nula en agosto frente a julio.

Adicionalmente, no se ha observado un efecto muy relevante del fuerte aumento que ha anotado el dólar y que en los últimos días estuvo muy cerca de ubicarse en los $ 700.
“Hasta agosto el efecto del alza del dólar ha sido acotado y sobre todo neutralizado por la deflación externa y la moderación salarial”, dijo el economista Aldo Lema.
Y aunque los expertos esperan que el efecto del tipo de cambio sí se refleje con mayor fuerza en septiembre y octubre, (cuando se esperan cifras en torno al 0,4%-0,5%) las cifras acumuladas a agosto sugieren que el Banco Central podría retrasar el inicio del retiro del estímulo monetario.

Fuerte alza del tomate
En el detalle de agosto, el INE dijo que en el octavo mes del año, ocho de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación del índice, tres presentaron incidencias negativas y una registró nula incidencia.
Las divisiones que más contribuyeron fueron alimentos y bebidas no alcohólicas (0,5%),  y vivienda y servicios básicos (0,6%). En el ítem de alimentación, destacó el fuerte aumento de 15,2% que experimentaron los precios de los tomates en agosto, con lo cual acumula un fuerte salto de 30,1% en lo que va del año.
Entre las divisiones con disminuciones en sus precios destacó transporte (-0,5%), particularmente el del bus interurbano que registró una disminución mensual de 15,3%, acumulando -20,6% en lo que va del año y -5,3% a doce meses.
Ad portas de las celebraciones del 18 de septiembre, llama la atención la caída de 1,6% que mostró la carne de vacuno, precio que acumula un retroceso de 0,3% en 2018 y 1,3% en doce meses.

Fuente: El Pulso, La Tercera.

Menú