Durante la tarde de este miércoles, la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) salió al paso de la resolución de la Superintendencia del Medio Ambiente, que determinó formular cargos contra la firma por el episodio de contaminación en Quintero y Puchuncaví.

A través de una declaración pública, la estatal petrolera manifestó que “rechazamos tajantemente las imputaciones hechas por la Superintendencia del Medio Ambiente”.

En ese sentido, anunciaron que “la empresa ejercerá todas las acciones legales y derechos que le corresponden para demostrar que no tiene vinculación alguna con los hechos que se le imputan”.

Asimismo, fuentes de la Industria declararon a Emol que “no es creíble que los eventos de 21 y 23 de agosto, no se relacionen con los del día de ayer. Las faenas de mantenimiento estaban paradas y estábamos cumpliendo con todas las medidas exigidas por la SMA”.

En tanto, apuntaron a que los componentes que en un principio fueron declarados como los causantes de la emergencia ambiental, “son olvidados” en consideración de la Superintendencia de Medio Ambiente, según su último informe.

Fuente: El Mercurio

Menú